Merendero Tino

Sobre Nosotros

En el Nuevo León de antaño, en Santiago uno de los pueblos más pintorescos del estado lleno de una exuberante vegetación y con relajantes ruidos de las caídas naturales de agua de los riachuelos que avanzan por la gravedad en las montañas y de los trinos de los pájaros y la iluminación del campo por las luciérnagas al anochecer, ahí en ese hermoso lugar del mundo un día más recibe el amanecer un joven padre de familia luchón, tesonero que más que trabajar disfrutaba viendo como la gente disfrutaba de los sabores de la comida que él estaba acostumbrado a servir.

 

Un día del año 1957 junto con su hermano inician una emprendedora aventura con la apertura del primer “El Tino restaurant y molienda” , justo en el mismo lugar donde ahora se sitúa; ahí con el trabajo de su esposa, sus hijos y colaboradores se cocinaban toda una gama de guisados típicos de la región con el sazón de la casa el olor de las especies, el hervir de las cazuelas, con los guisados como el menudo, la machaca y el chorizo de casa, el bistec ranchero, la barbacoa, el caldo de res , las tortillas recién hechas; en la molienda , los piloncillos, las conservas, los dulces con miel de caña y los tamales era toda una experiencia para los clientes que cada día los visitaban.

 

Al pasar de los años el sabor de la cocina típica de la región se ha mantenido ya por tres generaciones y las visitas a Merendero Tino son ya una tradición de los habitantes y paseantes de todo el estado, es un orgullo decir que podremos seguir disfrutando de los platillos con el sabor y la calidad que solo Merendero Tino ofrece a sus clientes y amigos.

 

Es grato para nosotros atenderlos como se merecen.